Campaña manejo fitosanitario del
NOGAL

En esta campaña se atienden las plagas Gusano Barrenador de la Nuez (Acrobasis nuxvorella), Gusano Barrenador del Ruezno (Cydia caryana) y complejo de pulgones, mediante acciones de monitoreo y control, principalmente de tipo biológico, mientras que para Picudo de la Nuez (Curculio caryae) únicamente se tienen actividades de vigilancia, ya que no se ha reportado su presencia en el Estado.

Cabe mencionar que la zona noroeste del Estado se encuentra libre de Gusano Barrenador de la Nuez y Gusano Barrenador del Ruezno, a excepción de los Municipios de Juarez, Guadalupe D.B. y Praxedis G. Guerrero.

 

En el Estado de Chihuahua, las principales variedades establecidas son Western y Wichita, con una superficie de 38,829 has. Se estima una producción de 69,892.2 toneladas, con una derrama económica de 4,193.5 millones de pesos. Los productores involucrados son 4,500



En esta campaña se atienden las siguientes plagas:

El gusano barrenador de la nuez y el gusano barrenador del ruezno, pueden causar pérdidas desde un 5 a un 80% en la cosecha, elevando los costos de producción hasta en 15%. El daño lo ocasionan  las larvas del insecto y se puede presentar desde el mes de mayo hasta septiembre, afectando el llenado y calidad de la almendra.



El picudo de la nuez es un insecto de color marrón con el pico al tamaño de su cuerpo en las hembras, mientras que en los machos es un poco más corto, aunque no se ha detectado en México, se ha reportado en algunos condados del Estado Norteamericano de Texas.

Control por trampeo.

Control biológico

Aplicación de avispa trichogramma

El Comité Estatal de Sanidad Vegetal, en coordinación con las Juntas Locales, tiene instaladas 1,200 trampas de gusano barrenador de la nuez, que se revisan semanalmente, aunque el número de palomillas por trampa, para control, aun no está bien definido, se recurre a una revisión visual de huevecillos o daño reciente, como punto de partida para iniciar el control, que puede ser con un regulador de crecimiento (methoxifenozide) a una dosis de 250 ml./ha, o con liberaciones de trichogramma a razón de 20 pulgadas cuadradas por hectárea.



De la misma manera se tienen instaladas 1,200 para gusano barrenador del ruezno, que se revisan semanalmente durante los meses de abril a noviembre, con la finalidad de monitorear la dinámica poblacional de estas plagas. Diez días después de que se detectan altas poblaciones de esta plaga, a principios del mes de agosto, se recomienda hacer aplicaciones de un regulador de crecimiento (metoxifenozide) a una dosis de 300 ml./ha, y/o  liberaciones de trichogramma a razón de 20 pulgadas cuadradas por hectárea.

Para el caso de picudo de la nuez, se instalarán 120 trampas para corroborar la ausencia o en su caso la presencia de esta plaga.

Salivazo (Clastoptera achatina).

 

 

Es una plaga de importancia secundaria cuando no ataca las terminales de los brotes. La presencia de este insecto es fácilmente detectada por las masas espumosas o formas de saliva blanca que cubre a las ninfas cuando están alimentándose sobre las yemas y nueces tiernas.

 

El Salivazo se alimenta sobre los brotes tiernos ocasionando poco daño por la deshidratación de los tallos. Sin embargo, cuando se alimenta en la base de los racimos el daño es más significativo, ya que proporciona la muerte y caída de la nuez.

 

Por segundo año se presenta esta plaga en la región del Valle de Allende, donde se están haciendo recorridos y muestreos en huertas para conocer la localización y los porcentajes de infestación de la plaga y asi poder realizar las actividades correspondientes para no dejar que la plaga se disperse en el Estado de Chihuahua.

Zonas de producción

Copyright 2014, CESAVECH Chihuahua

  • Twitter Social Icon
  • Grey Instagram Icon
  • YouTube Social  Icon
  • LinkedIn Social Icon